El Archivo Armusa comparte con emepeá algunas de sus perlas: memorable aparicón de Enrique “Mono” Villegas en la televisión pública de la democracia. El pianista cumplía 71 años y el programa Badía y Cia –temporada 1985– le brindó una fiesta sorpresa.

Una idea de producción realmente de otros tiempos, que para celebrar en vida a uno de los grandes músicos argentinos reunió tres dúos de pianistas para tocar jazz, tango y folklore; tres géneros que  Villegas supo atravesar, como cada cosa que hizo, a su manera.  Jorge Navarro y Baby Lopez Furst, son los primeros; Oscar Alem y Eduardo Lagos, en segundo término, y  Osvaldo Tarantino y Osvaldo Berlingieri, en el final. Estos artistas, hoy fundamentales para trazar una historia de la música en nuestro país, rinden tributo al maestro, que enseguida se suma a tocar, con la orquesta de Panchito Nolé. Un gran momento de la televisión argentina, rescatado por Claudio Koremblit –el material fue boorado por el Canal– para el Archivo Armusa.

Escuchar a Villegas siempre es de alguna manera una experiencia trascendental. En algún sentido, después de su palabra y su música algo cambia de lugar en quien lo escucha. En este caso la emoción lo deja casi mudo al “Mono”, que aplaude cada vez que puede, con los ojos asombrados de tanto homenaje. Balbuceando alguna respuesta a preguntas intrascendentes, se adentra en la maravilla de escuchar seis pianistas formidables, que libres de apremios estilísticos ofrecen compendios de armonía moderna y dejan en claro que el swing se traduce a distintas lenguas. Eso sí, cuando al “Mono” le toca estar ante el piano, bastan apenas dos notas de Take The A Train para encumbrar al maestro en su podio y entonces el swing es un torrente por donde viaja la experiencia de un grande.

 

Suscribite al Newsletter

emepeá ®2016 - Todos los derechos registrados

Diseño y Desarrollo: Amplifica