Cuando poco minutos después de las 21 del último viernes de febrero, Facundo Herrera y Santiago Giordano, perseverantes maestros de ceremonia, anunciaron que comenzaba la actuación de Aura! ese amasijo de nervios, emoción y expectativas propio de las vigilias se disolvió en serena alegría: el Primer Festival emepeá estaba en marcha. Comenzaba la música, la comunión entre público y artistas, la ceremonia de la comunicación, el ida y vuelta entre las partes activas de una identidad en movimiento.

Enseguida Amores tangos recorrió su repertorio de exaltaciones ciudadanas y, en el final, Ana Prada –que antes había compartido Zamba por vos con el trío Aura!– puso el sigilo de sus canciones a una noche de música.

Mientras esperamos la segunda y tercera jornada, los viernes 3 de marzo y 10 de marzo, revivimos la noche desde El ojo armónico de Kaloián.

Si clickeás la foto se arma la galería.

Suscribite al Newsletter

emepeá ®2016 - Todos los derechos registrados

Diseño y Desarrollo: Amplifica