Clickleá el auricular, arriba a laderecha, y escuchá Los obreros de Morón, por Jorge Marziali

Jorge Marziali murió de un infarto en la madrugada del domingo en Santa Clara, Cuba. Estaba en la isla junto a la delegación argentina presente en el Festival del Caribe, junto a José Luis Serrano, Silvia Zerbini y Pocho González, entre otros artistas. El viernes, Marziali había terminado su actuación en Santiago con El niño de la estrella, canción que escribió a la memoria del Che Guevara y, cosas del destino, dos días después murió la ciudad donde está la tumba del gran revolucionario.

En febrero, en ocasión de su cumpleaños fue homenajeado en Guaymallén, Mendoza, donde había nacido 70 años atrás. “Uno no vive pensando que le van a hacer homenajes, y cuando te lo proponen me parece una falsa modestia rechazarlo, es un mimo muy lindo”, dijo entonces  mientras colocaban una placa en su casa natal.

Cebollita y Huevo, Los Obreros de Morón, Ese Manuel que yo canto, Coplas para la libertad, Elijo criollos, son algunos de sus temas, que ya forman parte del cancionero argentino. Compartió creaciones junto a su compañera Marita Londra, cantora y compositora entrerriana, y musicalizó también poemas de Daniel Giribaldi, su compañero en épocas en las que se dedicaba al periodismo como comentarista de música en Clarín. Editó además su libro de poemas El amor en otro sitio.

Contra la canción mercenaria y por las causas justas, siempre tuvo algo oportuno para decir. Marziali deja una obra ejemplar, que todavía espera ser reconocida en su honda dimensión.

Suscribite al Newsletter

emepeá ®2016 - Todos los derechos registrados

Diseño y Desarrollo: Amplifica