Una presentación efervescente, magistral, emotiva, sensibilizadora y exitosa de Bruno Arias en su primer desembarco en tierras animanistas. El cantor jujeño fue la figura principal de la cartelera de la 32° Fiesta Provincial de la Vendimia, un festival que como la mayoría de los encuentros del valle comenzó siendo una juntada de músicos, para ir convirtiéndose en una de las estaciones obligadas del largo tren de fiestas populares a lo largo y ancho de la provincia de Salta.

Animaná es, además de la poesía del infinito Armando Tejada Gómez, un pueblo vallisto, rodeado de grandes viñedos y surcado por rostros amigables y trabajadores que por mucha fiesta y jolgorio no dejan de mirar con ojos dolidos de obreros extenuados en las jornadas de fuego en las vides privadas, de patrones casi todo foráneos.

La tierrita suelta de sus calles, la brevedad de sus espacios, el aroma misterioso del vino casero y las parras vigiladas por duendes en todos los fondos de casa recibieron a este creciente cantor de verdades y nombrador de injusticias para ofrendarle sus paisajes humanos y naturales y como retruco coplero recibir canciones como caricias y sonrisas interminables. Agarrado de su guitarra y sostenido por una banda insoslayable largó Bruno su grito jujeño para calentar una madrugada, casi amanecer, fresco y virulento. Dos o tres temas bastaron para prendarse del afecto del público y desatar una verdadera fiesta de canciones y duendes correteando penas que despavoridas huían, sabiendo que iban, más temprano que tarde, a volver.

Lista de temas
  1. Comienzo suave, acompasado, respetuoso y entrador con Singani, Congani. Mirando de frente al público expecante en un madrugón fresco y vallisto.
  2. Aro aro de por medio, picaresca en mano, se presenta con un manifiesto de identidad “De arriba vengo soy de la puna, carita i luna sol de amancay”, dice Soy de la Puna del gran Tomás Lipán.
  3. A las apuradas sube un erkenchero local para acompañar a golpes secos otro bello jujeñismo musical La vi por vez primera. Ya comienzan a llenarse las bocas de los comensales de canciones que se amalgaman con esa infaltable bebida espirituosa.
  4. Y para romper todo cerco de resistencia y abrazarse cuan viejos amigos se entona a viva voz “El humahuaqueño” o sea, “llegando está el carnaval, quebradeño mi cholita…”.
  5. Fiel a su cooperativismo musical Bruno invita a subir al escenario Lucio Espinosa, músico de un pueblito vecino llamado El Barrial que en la alborotada grilla del festival había quedado afuera. Cantó Lucio, sobre su silla de ruedas, una zamba carpera titulada Te acordás de la mama Cheva bien engalanada con violín y evocando los carnavales de antes; harina y albahaca en el escenario.
  6. Promediando el show comienza la línea ascendente a canciones de autor, a interpretaciones sentidas que arranca con la chacarera Changuito voz de Urpila.
  7. Un himno nacional de la chacarera bellamente interpretado “Corazón de Lechiguana: a Los Manseros con cariño.
  8. ¡Treinta mil compañeros Presentes! ¡Marta Juana González Presente! El grito para dedicarle el tema homónimo a ella y a todo San Antonio de los Cobres, lugar donde filmó, junto a maestras y alumnos, el videoclip del homenaje a esta maestra cordobesa y montonera, asesinada por la dictadura.
  9. Dice Bruno Arias: “esta chacarera dedicada para la gente del Chacho, de Formosa, tiene que ver con la mortalidad infantil, para que no haya más mortalidad infantil en ninguna parte del mundo, y sobre todo con esta asignatura pendiente que son nuestros pueblo originarios de latinoamerica, siga la lucha, para la gente de Embarcación que sigue luchando contra los terratenientes, para que liberen a César Arias, defensor de su pueblo guaraní” y larga Ave de Luz.
  10. Queda el sabor a lucha y reivindicación flotando en el aire, con esa mística que aún pervive en los puños cerrados, tal vez esa misma que habrá amasado Tejada Gómez cuando escribió Fuego en Animaná. Rompe la madrugada ya amanecida un tema nuevo, un tinku bailarín y pegadizo titulado Salteñita.
  11. Y para ir cerrando la noche no podía faltar el hit del momento, bailado, cantado, disfrutado por todo el público Sol de los Andes, saya levantando polvareda y sonrisas por doquier.
  12. Caminantes de fondo presenta la banda: Nico Segovia en charango, Leo Villagra en bajo, Alejandro Salamanca en Batería, Javier Lozano en piano y Juan Carlos Liendro en vientos. Soberbia juntada de músicos que con la siempre precisa guitarra de Bruno conforman un sonido atrapante, a pesar de los avatares de los equipos en una noche de accidentes técnicos rápidamente olvidados. Es un final a la altura de los cóndores puneños, sin dudas.
  13. Cierra el espectáculo pero el público pide más, por lo menos una más y al grito de Cinco siglo resistiendo se rompe la barrera de la popular y la preferencial y entre algarabía y arengas desde el escenario se arma el pogo andino ensalzado con una selección de carnavalitos y termina (en madrugada de sol asomando) una noche inolvidable. Puños apretados en lo alto del cielo animanisto para gritar lo esencial y necesario de crecer desde la raíz ancestral de los pueblo originarios.

En los valles salteños se viven jornadas de algarabía popular, de ferias artesanales donde los lugareños pueden ofrecer sus productos y ponerlos en valor. También hay una carestía constante que salta a la vista del viajante. Pueblos silenciosos, iguales a sí mismos, cercados por viñedos foráneos y avasallados en el derechos de acceder a sus territorio ancestrales. De esa arena rojiza y ardiente se hacen las casas humildes de los valles calchaquíes, los mismos materiales de aquellos mentados pueblos luchadores y resistentes que fueron el último bastión de la lucha contra la conquista y la colonización. Late en el llanto de sus vidaleros y cantores populares el corazón de un amanecer libertario y sonriente como la sonrisa de una coplera sexagenaria recordando las jornadas del Animanazo, allá por el ’72 cuando los obreros se le pararon al patrón y tomaron el pueblo para decirle basta a la opresión, ese fuego, el fuego sagrado, todavía se puede oler mezclado con el vino de estos pagos.

Suscribite al Newsletter

emepeá ®2016 - Todos los derechos registrados

Diseño y Desarrollo: Amplifica